Enfermedades cardíacas y ácidos grasos Omega-3

Se ha demostrado que los ácidos grasos Omega-3 mejoran la salud cardíaca tanto en los perros y gatos como en los seres humanos. Contribuyen a mantener bajos los niveles de colesterol, estabilizan el ritmo cardíaco irregular (arritmia) y reducen la presión sanguínea. Además, los ácidos grasos Omega-3 diluyen la sangre de forma natural, reduciendo la agregación de las plaquetas sanguíneas que puede producir complicaciones como trombosis y apoplejía. Dos artículos publicados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades en colaboración con investigadores de la Universidad de California en San Francisco, han mostrado específicamente que los niveles de ácidos grasos Omega-3 se correlacionan inversamente con el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias y apoplejía. Si se utiliza según las instrucciones, el aceite de salmón Grizzly tiene un contenido natural equilibrado que proporciona una gran cantidad de ácidos grasos Omega-3.

Los ácidos grasos Omega-3 contribuyen a que su perro o gato puede evitar la artritis y la rigidez de las articulaciones

A medida que se hacen mayores, los perros y los gatos tienen más dificultad en moverse, desarrollan rigidez de las articulaciones y pueden sufrir de artritis. Estos signos de inflamación pueden reducir su comodidad y limitar fuertemente su nivel de ejercicio. Los estudios científicos han mostrado que los ácidos grasos Omega-3 pueden contribuir a reducir la rigidez, hinchazón y dolor de las articulaciones así como el cansancio general. En varios estudios los participantes con enfermedades inflamatorias que ingerían ácidos grasos Omega-3 combatían más eficazmente la artritis.

Ayude a su perro o gato a estar contento con los ácidos grasos Omega-3

Según un estudio de 30 pacientes realizado por un equipo de investigación dirigido por el médico Andrew Stoll, Director del Laboratorio de Investigación de Farmacología de la Universidad de Harvard, los ácidos grasos contenidos en los pescados como el salmón podrían resultar ser los antidepresivos propios de la naturaleza. El Hospital McLean de la Universidad observó que algunos de los síntomas maniacodepresivos de los pacientes respondían favorablemente a un tratamiento con suplementos de aceite de pescado. La Universidad Médica y Farmacéutica de Toyama en Toyama, Japón, ha mostrado que un ácido graso Omega-3, el DHA, previene un aumento de la agresión adicional durante periodos de estrés. Los ácidos grasos Omega-3 DHA y EPA están presentes en los pescados grasos como salmón y bacalao. Podría ser que funcionan mediante un incremento de los niveles de serotonina, aumentando así la actividad de los neurotransmisores al igual que los antidepresivos como Prozac. Quizás también podrían ayudar al "recargar" las células del cerebro que reciben señales químicas.

Información adicional sobre los beneficios de los ácidos grasos Omega-3:

La investigación médica muestra que los ácidos grasos Omega-3 tienen beneficios para la salud

Una de las primeras veces que los científicos relacionaron los ácidos grasos Omega-3 con una buena salud, fue en los años 1970 cuando estudiaban la población esquimal de Groenlandia. Como grupo, los esquimales sufrían mucho menos de ciertas enfermedades (enfermedades de las arterias coronarias, artritis reumatoidea, diabetes mellitus, psoriasis) que sus homólogos europeos. No obstante, su dieta tenía un contenido muy alto en grasa procedente de carne de ballena, foca, salmón y otros pescados. Finalmente, los investigadores se dieron cuenta de que estos alimentos tenían un alto contenido en ácidos grasos Omega-3 que proporcionaban beneficios que prevenían verdaderamente las enfermedades.

Los ácidos grasos Omega-3 contribuyen a prevenir las molestias de la inflamación

La artritis reumatoidea, el lupus, la enfermedad de Raynaud y otras enfermedades autoinmunes reducen fuertemente la calidad de vida. Se ha mostrado que las dietas con un alto contenido en ácidos grasos Omega-3 (como los aceites de pescado) prolongan la vida de las personas con enfermedades autoinmunes. Esto se debe probablemente a que los ácidos grasos Omega-3 previenen la inflamación de las arterias así como de muchas otras partes del cuerpo. El EPA y el DHA tienen este efecto porque pueden ser convertidos en sustancias antiinflamatorias naturales llamadas prostaglandinas y leucotrienos, que contribuyen a reducir la inflamación y el dolor.

 

 

 

 

 

Nuestras Marcas

Productos Destacados

Entre nuestra gama de productos destacamos:

 

Contacto

 

Direccion: Pol.Ind. I.P-2 - 46890 Agullent
Telefono: 902 053 154
FAX: 96 291 94 34
E-mail: info@animalstore.es